Cuidados del tatuaje

El cuidado del Tatuaje es responsabilidad directa del usuario, no seguir los cuidados indicados incide directamente en su cicatrización y resultado final.

 

 

Mantenlo tapado durante las 2 primeras horas    
El film que el tatuador te pone sobre el tatuaje sirve para protegerlo de bacterias, la luz solar, el polvo, etc.
Es recomendable tener el film puesto un máximo de 2 horas, una vez transcurrido este tiempo quitar y lavar.

El plástico aumenta la temperatura en la herida y hace que se acumulen sangre y fluidos en ella. Puede favorecer infecciones en vez de lo contrario.

 

Limpia el tatuaje    
Utiliza agua tibia y jabón con pH Neutro, 
cualquier otro jabón puede irritar la herida y hasta dañar el tatuaje.    
Lava la zona 3 veces al día durante dos semanas. Aplica la crema después de cada lavado.

Usa tus propias manos en vez de una esponja o algo que pueda raspar la piel herida.

Sécate al aire o a toques suaves con papel absorbente. La herida debe quedar bien seca, pero no la aprietes demasiado ni las raspes.

 

Usa una crema regeneradora cicatrizante.    
Durante dos semanas aplica la crema de 3 a 6 veces al día. 

De esta manera mantendrás hidratada la herida. La crema ayuda a prevenir infecciones y evitar que se reseque demasiado la postilla/piel, evitando así que se desprenda tan fácilmente antes de tiempo llevándose pigmentos de tinta.

 

Deja el tatuaje al aire    
No lo tapes con vendas, plástico… es una herida, y suele convenir que las heridas estén al aire para evitar la infección de peligrosos microbios anaerobios (los que se multiplican en heridas no lo bastante oxigenadas).    
Utiliza ropa cómoda y suelta que no oprima la zona del tatuaje.

 

No te rasques ni arranques las costras    
Un tatuaje suele tardar 1 o 2 semanas en cicatrizar, según la zona donde esté y su tamaño. Evita rascarte por más que te pique y deja que se caigan solas las costras que se van formando, si no, perderá tinta y el resultado del mismo se verá afectado de forma negativa.

 

Cuidado con el agua!    
No hay problema para darte duchas desde el primer día. Sólo ten la precaución de no empapar el tatuaje y aclarar deprisa el jabón o champú que caiga encima. Tampoco lo frotes con la esponja o la toalla.    .    
Conviene evitar bañarse en piscinas, spas o en el mar en las 2 primeras semanas o hasta que el tatuaje cicatrice. La suciedad y las bacterias del agua pueden hacer que se infecte. Sumergir tu nuevo tatuaje durante mucho tiempo lo dañará de forma quizá irreversible 

 

Protégete del sol    
Evita la exposición directa durante dos semanas o hasta que el tatuaje cicatrice.

Una vez curado el sol hace que pierda brillo o color. Usa un protector solar total para protegerlo de los rayos ultravioleta.

 

¿Y después qué?    
Pasado un mes, tu tatuaje ya habrá cicatrizado y asentado. Es entonces, cuando se verá el resultado final del mismo, que depende directamente del tipo de cuidado que haya recibido.

 

Repasar un tatuaje

El tema del repaso de un tatuaje muy pocas veces es necesario si está bien ejecutado, el repasar implica hacer una herida sobre una herida reciente, por lo que no es lo mejor para la piel, aparte de otras 2 semanas para volver a curarlo.

El repasar o no, recae directamente sobre cómo se haya cuidado, si se ha rozado y arrancado postilla/piel, las veces que se ha hidratado…etc. 

Es por eso que merece la pena curarlo lo mejor posible durante las dos primeras semanas, para luego tenerlo correctamente curado y poder disfrutarlo.

Muy importante el tema de sol de cara a la vejez del mismo, siempre protección total sobre el tatuaje para que perduren los colores como el primer día.

Todo repaso de un tatuaje tiene un coste mínimo de materiales, para más información pregunta a tu tatuador.

SIGUENOS EN: